Asignaciones y dones

Logo Asignaciones y dones Casa de Fe Guatemala
Sexta fase | Proceso de Crecimiento

Las asignaciones y dones son capacidades espirituales que Dios por medio del Espíritu Santo reparte a cada miembro de su Cuerpo según su Voluntad. Para tareas y funciones específicas para la edificación y extensión de su Reino en esta tierra. Esta es la última etapa de nuestro Proceso de Crecimiento también denominada “el envió”, en dicha fase buscamos afirmar, adiestrar, impulsar y asignar a los discípulos que han recorrido el Proceso dinámico y formativo, que hayan demostrado un crecimiento notable para asignarlos al servicio en los diferentes Ministerios de Casa de Fe, con el fin de ubicar a cada hijo discípulo según su asignación y dones para funcionar correctamente dentro del Cuerpo de Cristo en el servicio, desarrollo y edificación de su Iglesia para la extensión de su Reino a más personas y ambientes.

“El envío” se realiza mediante una actividad cien por ciento espiritual de dos días, en la cual cada discípulo que vivió su proceso de formación se encuentra con una mayor luz sobre lo que fue enviado a hacer y ser dentro de lo que Dios asigno a su vida. Cada asignación y don son de mucha importancia y relevancia para la edificación de la Iglesia, pues la potencia de la misma radica en el correcto funcionar del Cuerpo de Cristo quien designa a cada miembro del Cuerpo según su Multiforme Gracia, dando a cada hijo tareas importantes a realizar para la expresión misma de su Voluntad y Propósito en esta tierra.  Cabe destacar que las asignaciones y dones en los discípulos que, unos desde el inicio, otros a la mitad del proceso se van manifestando progresivamente durante el Proceso de Crecimiento de Casa de Fe, por tal razón esto es parte de la efectividad de nuestro Proceso de formación que cada discípulo sea adiestrado y capacitado en cada fase del Proceso para el desarrollo y crecimiento integral de su vida.

Parte elemental del crecimiento continuo de la vida de un discípulo para poder ser enviado y ubicado en un Ministerio bajo un Liderazgo de Reino para asumir el rol que corresponde a su llamado radica en la constancia de su relación íntima con El Señor, pues nuestro Proceso no es mágico, ni tampoco hace la parte que individualmente a cada persona corresponde. Es decir, el compromiso, la disciplina, la radicalidad, la perseverancia y la entrega que cada discípulo le dedica a su proceso de formación debe ser alimentando por la fuente de nuestro crecimiento y esa fuente es Cristo mismo en nosotros, por tal razón la relación intima es fundamental para cooperar en el Proceso de Crecimiento ya que “una persona que deja de aprender deja de crecer” y aprendemos a ser disciplinados, constantes y comprometidos en la tarea divina que Dios encomienda a cada hijo a través del sustento y respaldo de nuestra relación personal con Dios. Sin la relación con Dios no crecemos y por ende no podremos multiplicarnos en más hijos, es por ello que cuando enviamos a los discípulos a sus respectivas áreas de servicio damos continuidad a su formación y edificación mediante el discipulado permanente. Muchas personas con un corazón de servicio han dispuesto su vida al servicio de Dios y esto lo encontramos en la Biblia, sin embargo, la preparación para servir es elemental, en todo lo que emprendemos en la vida la preparación nos agrega estatura, seguridad, respaldo, experiencia, conocimiento, crecimiento, sabiduría entre otros beneficios que hacen de nuestras funciones en cada tarea una obra efectiva.

Recuerda la preparación es indispensable antes de emprender el llamado y la realización de aquello para lo cual Dios te creo, nosotros en Casa de Fe te equipamos, estamos convencidos que si tú hoy te comprometes en tu crecimiento integral mañana serás la persona que Dios destino para esas buenas obras que desde antes de la fundación del mundo Él preparo para que las realizáramos.

“No es suficiente tener un llamado de Dios, asignación o dones  para extender su Reino, se requiere de una constante formación por medio de la edificación que se adquiere en una Casa Espiritual. Este es tu lugar, incorpórate a la familia de Casa de Fe para ser equipado y formado en un Liderazgo de Reino según la asignación y dones que Dios deposito en ti.” – Equipo Pastor B. López-Maza

21 total views, 2 views today