Enemigos del Crecimiento

El Lenguaje

Enseñanza El lenguaje Pastor. López-Maza

ENEMIGO DEL CRECIMIENTO

-EL LENGUAJE-

En este tiempo hemos estado aprendiendo acerca de los enemigos del crecimiento, y veíamos que el perezoso, por ejemplo, tiene como característica la capacidad de imaginar o de inventar. Cuando vivimos y actuamos con pereza, necesitamos acompañarla de otras actitudes o de otros comportamientos: muchas veces la pereza se acompaña también de la mentira y el engaño. Argumentos, pensamientos, excusas, mentiras entre otros son los acompañantes de los enemigos del crecimiento que no nos permiten crecer ni avanzar; sin embargo, cuando nosotros estamos dispuestos a crecer, inevitablemente crecemos.

En una reunión que nuestro Pastor tuvo hace poco, escuchó hablar a otro Pastor muy reconocido a nivel nacional e incluso internacional, quien les estaba hablando de un curso que él tiene planeado implementar por medio de módulos, pero necesitaba aclarar algo: que ese curso va a ser muy costoso, porque lo que en realidad él quería que aprendieran era a valorar lo que se les iba a enseñar. Esto llamó mucho la atención de nuestro Pastor, porque en realidad esto es muy cierto. En ocasiones aquello que no nos ha costado, no lo valoramos.

“Todo lo que no ha provocado un proceso de esfuerzo en nuestra vida, simplemente no nos importa”.

Esto sucede en cualquier área de nuestras vidas: no es lo mismo decir, por ejemplo, que tenemos un carro porque alguien nos lo obsequió, a decir que tenemos un carro porque lo compramos.

Esto puede resultar un problema para nosotros cuando no hemos logrado dimensionar el poder del crecimiento y desarrollo de nuestras vidas. Cuando el crecimiento espiritual en nuestras vidas no ha requerido de esfuerzo y decisiones, en cualquier momento lo botamos; pero cuando reconocemos nuestro antes y después del proceso, no lo abandonamos: porque lo valoramos.

“Valoremos el sacrificio de Cristo, pero también valoremos el esfuerzo que nosotros hemos puesto para poder crecer”.

No busquemos nuestra comodidad para crecer, porque muchas veces se crece en los escenarios más incómodos. Es necesario que podamos comprender que nosotros somos el resultado de lo que hablamos, por ello El Señor le ha hablado a nuestro Pastor respecto a que debemos aprender a hablar. Si nos volvemos negativos, vamos a andar depresivos, amargados y enojados. Nuestros pensamientos nos hablan: esto sucede porque regularmente hablamos con nuestros pensamientos.  Por ello es importante aprender a hablar. 

¿Qué es el lenguaje? Es una forma de comunicarnos. El lenguaje es un conjunto de códigos, por esto es que cada idioma se habla y se escribe diferente. El lenguaje espiritual también tiene códigos y formas; por ello una de las primeras cosas que debemos entender y comprender es que la Biblia nos enseña que Dios no dice cualquier cosa: Él no nos ve actuando de forma incorrecta y deja que esto lo lleve a decir cosas que incluso podrían destruirnos, porque Él sabe que su lenguaje tiene códigos, los cuales decodifican y crean escenarios. 

 

40 total views, 2 views today