Crecimiento Espiritual

Guiados por El Espíritu

Guiados por El Espíritu Pastor B. López-Maza

4 principios para poder ser guiados por el Espíritu


  1. Mi humillación humana acrecenta la habilidad del Espíritu. Entre menos quede de nosotros, de la naturaleza antigua, más tendremos en nosotros de la naturaleza divina, más de Cristo en nosotros.
  2. Solo el que permanece en el árbol puede dar fruto. Juan 15:4 “Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.”

No podemos llevar frutos por sí solos, necesitamos permanecer en su Voluntad y ser guiados por su Espíritu. Cuando la Biblia habla de fruto, se refiere a una condición espiritual, el fruto del Espíritu. Si llevamos mucho fruto en el Espíritu, esto se comienza a evidenciar y a sobrepasarnos, mostrando resultados ante todos los que nos ven.

  1. Quien no ve a Cristo ve los errores en los demásEsto ha sido uno de los mayores enemigos de la Iglesia a nivel mundial. Cuando no vemos a Cristo, estamos perdidos en otras cosas.

Hebreos 12:1-2 “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.”

Cuando nuestros ojos están puestos en Cristo, incluso podemos ver que alguien esté operando fuera de la Voluntad de Dios, pero lo comencemos a ver desde la perspectiva de Cristo.

  1. La oración trae revelación para tener una efectiva acción y ejecución. Con la oración podemos tener la revelación del Padre, actuando y ejecutando lo que tengamos que realizar en el tiempo oportuno, siendo guiados por el Espíritu.